Compártalo: 

Kristina Pattison – Las 5 Normas de Race Week


Después de un receso de un año en las carreras, la corredora estadounidense Kristina Pattison ofrece un repaso sobre lo que se debe y no se debe hacer durante la semana de la carrera.

Después de casi un año desde mi última carrera de Skyrunning, la Rut de 50 km en Montana, EE. UU., Y aproximadamente 15 meses desde mi última carrera internacional de Skyrunning, Transvulcania de 75 km en Canarias, probé suerte en Tromsø Skyrace Hamperokken 60 km en Noruega.

Hamperokken fue la carrera técnicamente más desafiante que he hecho, y la más empinada, con 4800 m de desnivel en 57 km. En otras palabras, no fue exactamente una cálida bienvenida de vuelta a las carreras.

Aunque impactante, fue una herramienta extremadamente efectiva para despertar los sentidos y asustar a la mente y al cuerpo para que recordaran algunas reglas sólidas de sentido común de la semana de la carrera:

#1
No corras el recorrido unos días antes de realizar la carrera. Explora casualmente el final y el inicio de la carrera si te sientes nervioso, pero incluso si tienes miedo de la carrera, trata de evitar una excursión de cuatro horas en la parte más dura del recorrido en los días previos a la carrera. En el pasado, tuve entrenadores inteligentes que alentaron a sus corredores a descansar, no pasar mucho tiempo en pie y recordar que ya se habían puesto a trabajar. No te enfermes. Esto parece algo sobre lo que no tienes control. Pero un buen episodio de intoxicación alimentaria u otra enfermedad que te deja sin poder comer en los días previos a una carrera probablemente te dejará un bajo de glucógeno.

#2
Come alimentos familiares y básicos, trata de evitar restaurantes y agua embotellada si viajas. No importa a dónde vayas en Europa, la comida es bastante similar y predecible en las tiendas de comestibles, por lo que planear quedarse en un hotel con cocina es una elección inteligente. Recuerda empacar desinfectante de manos y vitaminas. En general, tu capacidad para almacenar glucógeno aumenta los altos volúmenes de entrenamiento, por lo que solo comer alimentos simples y ricos en carbohidratos sin mucha fibra en las últimas 48 horas antes de una carrera es suficiente preparación para garantizar un tanque de gasolina lleno el día de la carrera.

#3
No seas un turista. Es difícil viajar al otro lado del mundo y no planear ver algunos lugares de interés. Mantén tu enfoque en la recuperación antes de la carrera y evitar estar de pie es una buena manera de salvar las piernas para correr de nuevo. ¡Guarda las vistas y las comidas para las celebraciones posteriores a la carrera!

#4
No te estreses (es cierto, más fácil decirlo que hacerlo). Tener que trabajar la semana de una carrera internacional es a veces tan inevitable como vuelos tardíos y pérdida de equipaje. Pero el estrés es tanto una mentalidad como un producto de las circunstancias. Concéntrate en la respiración si sientes que los niveles de cortisol aumentan. Contar las inhalaciones es una forma de calmar el sistema nervioso simpático que desea solucionar desesperadamente todos tus problemas con mega-dosis de hormonas excitadoras. A veces, incluso solo centrarse en un talismán simple que sea un recordatorio de casa, o tener una secuencia de estiramientos puede calmar los sentidos.

#5
No escatimes en el sueño. Correr al otro lado del mundo también significa que tu cuerpo está corriendo en un ciclo de ritmo circadiano completamente diferente. Tu cuerpo puede tardar semanas en adaptarse a un nuevo ciclo de sueño, pero hay algunas formas de ayudarlo.

Sé diligente para adaptarte a tu nueva zona horaria tan pronto como estés en modo de viaje. Lleva una máscara para los ojos, tapones para los oídos y algo para ayudarte a dormir (como la melatonina) para ayudar con el nuevo horario. La investigación muestra que la exposición de cualquier parte del cuerpo a la luz durante la noche interrumpirá tu capacidad de entrar en un sueño profundo. Puedes cerrar las cortinas y mantenerte alejado del sol durante las horas nocturnas de su ciudad de destino durante el viaje para ayudar. El tiempo frente a la pantalla también estimula el cerebro y tiene una influencia excitadora e incluso adictiva en nuestro sistema nervioso. Acostúmbrate a desconectarte unas horas antes de acostarte, y así durante horas estarás durmiendo hasta tu destino de la carrera.

Rara vez todo funciona perfectamente durante las carreras, y mucho menos las internacionales. Pero algunos pequeños ajustes en tu rutina de preparación para la semana de carrera pueden ser de gran ayuda para prepararte para el éxito y llevarte a la línea de meta, sin importar cuán loca sea la carrera.

 

Highlight Products