My Climbing Myth: un concurso para celebrar los 30 años de Mythos

Para celebrar los 30 años del icónico pie de gato Mythos, La Sportiva lanza un concurso de fotografía con sabor nostálgico que, empezando por sus ambassadors, recoge, cuenta y premia las historias de nuestros mitos verticales.

My Climbing Myth: un concurso para celebrar los 30 años de Mythos

Mythos.

Nunca un nombre ha sido más apropiado que el que, en 1991, Giuliano Jellici (Responsable de I+D) y Lorenzo Delladio (CEO) escogieron para este pie de gato lila, sin conocer la historia de éxito que estaban escribiendo. Un producto innovador, pero no vinculante en su tecnicismo, capaz de llevar al escalador a superar sus límites en las paredes más extremas. Un producto que ha sabido conquistar a generaciones enteras de escaladores que, aún hoy, después de treinta años, nunca renunciaron a la seguridad y a la comodidad de un pie de gato que hizo historia.
Pero ya se sabe, las cosas bonitas y funcionales nunca pasan de moda, y las ideas que llegan en el momento adecuado acaban convirtiéndose en “iconos”. En este caso, en su ingeniosa esencialidad, Mythos representa exactamente eso: una constante en el tiempo, un producto que ha sobrevivido al paso del tiempo y las innovaciones, que se ha convertido en una leyenda, en un “mito”.

Y es para celebrar este importante aniversario que La Sportiva abre su propio álbum de recuerdos y pide a su comunidad que haga lo mismo, a través de un concurso de fotografía que del 5 al 29 de abril tiene como objetivo recopilar, contar y premiar las historias de nuestros mitos verticales: las personas que llegaron a nuestras vidas e influyeron no solo la forma en que veíamos este deporte, sino que también cambiaron una parte de nosotros. Ellos también, independientemente del grado al que nos empujaron, también desconocían la historia de éxito que estaban escribiendo.

Para ello, partimos precisamente de ellos, de los que muchos consideramos leyendas del mundo vertical: de Alex Huber a Jakob Schubert, de Heinz Zak a Babsi Zangerl, preguntamos quién logró dar esa chispa, esa magia que ningún viaje, victoria o cumbre podría haber ofrecido, y descubrimos que incluso los mitos tienen mitos. Pero no siempre son lo que imaginamos. El propio padre, un amigo. Un guarda de refugio, un instructor. Un compañero de escalada, el primer entrenador. Porque si es cierto que no todos los superhéroes llevan capa, también es cierto que no todos los mitos verticales son campeones.

¿Quién es tu mito? Cuéntanos una pequeña anécdota, haz que tus amigos voten e intenta ganar el concurso #MyClimbingMyth

 https://myclimbingmyth.lasportiva.com/es